Prehistoria 3000 aC

La prehistoria se remonta a 3000 años antes de Cristo, con grupos aborígenes cazadores recolectores, recorriendo el piedemonte y la planicie en búsqueda de su alimentación básica y recursos para sobrevivir.

Esta etapa se la conoce como de economía de subsistencia, donde los elementos fundamentales los constituían una organización social simple de familias o grupos de familias asociadas, una tecnología elemental, para satisfacer necesidades consistentes en; lanzadardos y el empleo de la piedra con bordes recortados para tener mas filo.

Se alimentaban de la fauna natural; guanacos, ñandú, peces y frutos como las semillas del chañar y el algarrobo, la tuna. Conocían el fuego y utilizabas los cueros de guanaco y las plumas de aves para abrigarse. Vivian en cuevas o refugios temporarios, sin lugar fijo, próximos a ríos y arroyos.

Dentro del periodo podemos reconocer la etapa agroalfarera, donde el elemento mas destacado lo representa en la zona las conanas, especie de piedra de moler, que utilizaban para triturar semillas y alimentos. También conocían el tejido que lo hacían con lana de guanaco y fibras de vegetales. Utilizaban prendedores hechos con huesos conocidos como “tembeta”.

No podemos hablar aun de grupos humanos definidos, ni pueblos,
haciéndose mención a la cerámica encontrada en Agrelo, próximo a Tupungato. También existen manifestaciones culturales de representaciones de aspectos de la vida cotidiana expresadas en símbolos y que se las conoce como petroglifos, también próximas al Departamento.

Descubrimiento 1551

Francisco de Villagra en viaje de regreso del Perú, llega a Cuyo y se estima que en una de sus exploraciones en 1551, recorre parte del Departamento. En ese entonces habitaban Tupungato familias Huarpes los “ Hijos de éstas Tierras”, encontrándose aún en el periodo prehistórico. Pertenecían a los denominados Millcayac que ocupaban el Norte y Centro de Mendoza, hasta el río Diamante.

El grupo reconocido como Uco a cargo del cacique del mismo nombre, ocupaba un área de tierra, donde desarrollaban la actividad económica y donde vivían, es decir eran sedentarios, existiendo la división del trabajo.
Los varones cuidaban del ganado y de los cultivos de hortalizas, recolectaban frutos, cazaban y pescaban. Las mujeres cuidaban de los niños, de la vivienda, confeccionaban la cestería y los tejidos, se encargaban del almacenamiento y conservación de los alimentos.

También existen testimonios de la presencia de los Quechuas, mas conocidos como Incas, quienes perfeccionaron conocimientos sobre sistemas de riego. En el Portezuelo de El Azufre, el señor Bernardo Razquin encontró restos de cerámica incaica, que se encuentra exibidas en el Museo Cornelio Moyano de Mendoza.

Otro de los pueblos aborígenes que recorrieron el Departamento fueron los Araucanos (Pehuenches), quienes mostraban una mayor agresividad en su presencia, quienes habitaban el sector sur de la Provincia.

Al regreso de Villagra a Chile, informa sobre los territorios explorados, motivando que en el año 1561 se funde Mendoza y en consecuencia Tupungato queda incorporado a la Capitanía General de Chile. A partir de allí comenzará la repartición de tierras, en encomienda a familias Españolas, en las que se incluyen a nuestros nativos Huarpes por su docilidad y laboriosidad, con la misión de educarlos y protegerlos. El Valle de Uco será una de las primeras avanzadas hacia el sur.

Poblamiento Español

Para lograr la ocupación de nuevas tierras se distribuían junto con los nativos que se daban en encomienda o mita, si era para la explotación de la minería. De esta forma se lograba avanzar sobre nuevos territorios y frenar los ataques de aborígenes mas belicosos.

Entre los primeros pobladores debemos mencionar a Juan de Contreras, cuya hija y heredera en 1616, dona tierras a los Padres Jesuitas quienes en 1616 se establecen en La Arboleda, constituyéndose este en el primer asiento poblacional del Departamento y que posteriormente será el lugar fundacional en 1858. A partir de allí se organizarán 3 estancias; Jesús, María y José, dando origen a los que hoy es Tupungato.

Junto al mencionada Contreras, también recibirán tierras, en Encomienda; Manuel González Farias en 1620, Juan Luis Ladrón de Guevara en 1628, padre del sacerdote Jesuita Martín de Guevara ,
también donará tierras a su congregación y en éste caso particular no serán confiscada cuando se ordena la expulsión de la Orden de América en 1767. En 1666, es muerto por un malón de aborígenes Araucanos el Padre Lucas Pizarro. Pese a l alejamiento de esa orden la doctrina Católica continuó siendo propagada por otras congregaciones.

En 1770 es fundado el Fuerte de San Carlos, pasando a depender de ésta jurisdicción.

Entre 1815 y 1823 el General Don José de San Martín pasa por nuestra tierras en cinco oportunidades, alguna de ellas recordadas por la historia como fue la Consulta con los nativos antes de su expedición Libertadora o cuando vuelve a su Patria luego de la entrevista con Bolivar en Guayaquil, por el Paso de El Portillo, el Manzano Histórico y permanece unas horas en la Estancia La Estacada visitando al Doctor Francisco Correa de Saá, dueño de la propiedad y quien tenía dos hijos que lucharon en el Ejército de San Martín y continuaban la campaña en Perú.

Fundación 1831

En 1831 se nombra a Don Francisco Lemos Primer Subdelegado.
Por decreto del 8 de noviembre de 1858, del entonces Gobernador Juan Cornelio Moyano, primer mandatario constitucional de la Provincia, es declarado Departamento con asiento en La Arboleda, siendo también su Primer Subdelegado Lemos.

Entre su creación y 1885, se va dotando al Departamento de, Juzgado De Paz, Comisaría y Registro Civil. En 1895 se da nueva organización al Municipio, creándose el Departamento Ejecutivo, dotándolo de Secretarias, a cargo de Don Secundino Gomez (Hijo), el Concejo Deliberante con 7 Concejales, siendo su asiento la Villa Cabecera.

Educación

Desde la llegada de los Españoles fue preocupación de las Autoridades, en particular de los Misioneros, la Educación de los Nativos y de las primeras Familias que poblaron el Departamento. En una primera Etapa se desarrolló en forma asistemática, sin la infraestructura necesaria y los Maestros de enseñanza elemental concurrían a las distintas Estancias o en las Capillas se instruía a los Alumnos, era esporádica, carecía de infraestructura de servicios, no existían planes educacionales y se limitaba al aprendizaje de las primeras letras, leer y escribir, conocer las funciones Matemáticas básicas y la Educación Cristiana.

La primer Escuela de Tupungato comenzó a funcionar entre 1845 y 1846, siendo el Docente – Director Don Juan Gonzales Ozo, quien luego de 12 años de servicio dejó sus funciones. En 1865 funcionaban en La Arboleda dos Escuelas. Con posterioridad y a medida que se iban generando nuevos núcleos poblacionales se habilitaron otros establecimientos en El Peral, San José y en la actual cabecera del Departamento.

La enseñanza media llegó recién en 1956, con la creación de la Escuela “Domingo Faustino Sarmiento”. También es debe señalarse la importante función educativa que cumplía el Ejército, donde funcionaba una Escuela para los soldados que cumplían, en ese entonces, el servicio militar obligatorio .

A fines del siglo XX, se crea el Instituto de Educación Superior N° 9 – 009, que en su primera etapa formó Docentes y luego generó otros Profesorados; Matemáticas, Ciencias Biológicas, Inglés y Tecnicaturas, que permitieron cubrir cargos a veces desempeñados por Docentes de la Enseñanza Básica. Las Tecnicaturas permitieron cubrir necesidades de las Agoindustrias Departamentales y otros emprendimientos Industriales.

Tampoco debe olvidarse la Escuela Técnica Departamental en la formación de especialistas y la Escuelas de Adultos, que cubren una destacada labor en segmentos de la población, que no pudieron completar sus estudios.

Desarrollo

Otro elemento a resaltar del futuro del Departamento, lo constituyó la Primera Ascensión al cerro – volcán Tupungato de 6800 m.s.n.m. el 11 de abril de 1897, por Matías Zurbriggen y Stuart Vines, integrantes de la expedición de Fitz Gerald, quienes ingresando por la quebrada del río Tupungato ascendieron por la ladera Noreste. Cabe mencionar que esa misma expedición, también integrada por el montañista José Pollinger, había logrado la cumbre del Aconcagua el 12 de enero del mismo año. En ésta oportunidad el guía Suizo Zurbriggen en solitaria. Poco tiempo después el ingeniero Riso Patrón vencía al cerro – volcán Tupungatito o Bravard de 5900 m.s.n.m.

A partir de la primera década del siglo XX, comienza la inmigración Europea, con dos aportes importantes; uno a caballo de la Primera Guerra Mundial ( 1914/18) y el mas significativo entre ambas guerras ( 1939/45). El último ingreso se produce en la década del 50.

Aquí cabe señalar que no todos ellos venían a residir directamente a Tupungato, sino que muchos de ellos se habían desempeñado, previamente, con otras tareas en los Departamentos próximos a Mendoza, en tareas agrícolas y luego de unos años de trabajo, con los ahorros logrados, compraron tierras en Tupungato e iniciaron la etapa de su desarrollo agrícola. Hay quienes, también, fueron traídos por sus parientes o paisanos de su tierra natal. El Departamento crecía en función del crecimiento de Mendoza, Luján y Maipú, entre otros. Las nacionalidades mas representativas fueron Españoles, Italianos, Chilenos y distintos países Árabes.

A partir de la década del 60 se producirá un nuevo proceso migratorio con la llegada de ciudadanos Bolivianos. En un primer momento, éstos lo harán como trabajadores golondrinas, para levantar las cosechas, pero posteriormente comienzan su radicación definitiva, constituyendo económica y socialmente el relevo natural de sus antecesores los inmigrantes Europeos, encontrándose hoy en su tercera generación y generando un proceso cultural significativo.

En 1934, se descubre petróleo, incorporando nuevas posibilidades económicas y constituyéndose, en la actualidad, como importante fuente de ingresos, por su explotación, mano de obra y regalías. No omitiendo en ésta mención la producción de gas y la explotación de sus fuentes termales, desde hace mucho tiempo, reclamado por la Comunidad local.

En el año 1922 se registra la primera elección democrática en el Departamento resultando electo por la línea Radical – Lencinista, Juan Romero, quien renuncia para asumir como Intendente de Tunuyán. De allí en adelante se sucederán gobiernos municipales democráticos con intervenciones productos de revoluciones militares y se alternarán gobiernos de la Unión Cívica Radical y el Partido Demócrata, al que le sumará en 1946 el Peronismo. En 1941 es asesinado el Doctor Ernesto Matons, en medio de de luchas políticas entre Demócratas y Radicales.

Luego de la llamada Revolución Libertadora (1955 a 1959) se produce una sucesión de gobiernos democráticos, la que es nuevamente interrumpida por gobiernos de “facto” (1966 a 1973) hasta el periodo 1976, que nuevamente se interrumpe el proceso democrático.

Con el retorno de la democracia en asume Ángel García (1983 a 1987), lo sucede José Martinez (1987 a 1991), ambos de la Unión Cívica Radical, posteriormente Aldo Fava (1991 a 1995), Justicialista, nuevamente José Martinez, en dos oportunidades(1995 a 2003) y en la actualidad se desempeña Joaquín Rodríguez, Justicialista. Será en éste periodo que Tupungato alcanzará su máximo desarrollo en todos los órdenes, que sólo la Democracia permite a las Sociedades; Educacional, Social, Económico y Político y nos proyecta hacia el futuro.

En 1945 se establece en el Departamento el Ejército, con la denominación de I Batallón del Regimiento 23 de Infantería de Montaña, pasando a denominarse en 1953 como I Batallón de Regimiento de Infantería de Montaña 31. Nuevamente se modifica en 1953 y será Regimiento de Infantería de Montaña 31 en 1963, al producirse una reestructuración en 1964 pasa a ser Regimiento de Infantería de Montaña 11 “General Las Heras”, Unidad histórica, que acompañó al General San Martín en su Campaña Libertadora a Chile y Perú.

El Regimiento es custodia de la Bandera de los Andes, reliquia histórica que se encuentra en la Casa de Gobierno de la Provincia. Además fue declarada Bandera oficial de la Provincia. Cabe destacar la importante función social que cumple desde su asiento en el Departamento, contribuyendo al desarrollo socio – económico y cultural.

Distintos cultos conviven en Tupungato. Desde la llegada de los Españoles el Católico es el mas trascendente por su importante misión evangelizadora. La nueva Iglesia se inauguró en 1980 y fue construida con el aporte de la Comunidad, Instituciones Civíles, Municipio y Ejército. Durante el 2005 se habilitó la obra Cristo Rey del Valle de Tupungato, con apoyos similares.

Epílogo

La simbiosis del Clima, suelo, calidez y laboriosidad de sus habitantes, marcan las perspectivas históricas de Nuestro Pueblo. Las proyecciones futuras son promisorias. La conjunción de esfuerzos de los distintos actores intervinientes: empresarios, trabajadores, educadores y una dirigencia política que interprete los mensajes de la Comunidad, son factores de éxito en la perspectiva histórica.

Escudo del Departamento


La identidad de los Pueblos se manifiesta por medio de distintos símbolos que la representan; bandera, himno, escudo, moneda. Por Ordenanza Municipal del año 1980, se instituye el Escudo del Departamento.

Enmarcado por dos ramas de laureles, en flor, siempre verde, encarnando; el pasado, presente y futuro, proyectándose en el triunfo, esfuerzo y premio del Pueblo. El verde es también el color de la naturaleza que se muestra generosa en el Departamento. El escudo está dividido en cuatro partes.

La primera muestra el cerro – volcán Tupungato, dominante del paisaje natural, con el marco del azul del cielo que manifiesta los principios republicanos. El blanco de sus nieves eternas del cual descienden hacia el valle en torrentes que generan oasis de verdor. El blanco representa la pureza, es también perfección y armonía, de pensamientos e ideales. El azul y blanco, coinciden con los colores de la Bandera Nacional.

A continuación, en el marco superior derecho el sol, fuente de vida, fortaleza riqueza, sabiduría e intuición. El sol es tributo de la tierra mendocina, al decir del poeta “Tierra del sol, el buen vino…” y proviene de sus heredades que trasciende en los hijos de ésta tierra “Huarpe” y la veneración que también hacían los Incas o Quechuas, cuyo astro es el representado.

El tercer elemento histórico, es la Cruz Cristiana. Fueron los Sacerdotes fundadores, que llegaron a ésta tierra, misionaron y evangelizaron a sus auténticos hijos, sin intereses materiales ni afanes de conquista, irradiado por líneas que salen en todas direcciones de la parte posterior, dando sentido universal a la predicación. El color amarillo muestra la riqueza de pensamiento y se proyecta en el sentimiento de prosperidad del Pueblo. El amarillo es uno de los colores de la Bandera Papal.

En el campo inferior izquierdo, sobre un fondo prevalece el azul del cielo y una banda blanca que simbolizan la claridad predominante y la diafanidad del Clima y el Potencial de su Suelo, confluye un racimo de uva mostrando la riqueza básicamente agrícola y el producto de las entrañas de la tierra generosa, el petróleo representando por una torre de petróleo.

La Inmigración


A partir del último cuarto del siglo XIX, el Gobierno Nacional, dio gran impulso a la inmigración. Éste proceso llega a Mendoza a partir de la construcción del Ferrocarril en 1885 y se proyecta a Tupungato en los albores del siglo XX. En 1909, la población de extranjeros era de 308 habitantes, sobre un total de 1878, lo que representa el 25%. Comienza así la etapa de la inmigración europea, en particular Españoles e Italianos.
Las etapas de mayores ingresos fueron ; con anterioridad a la Primera Guerra Mundial (1914 a 1918), la etapa entre las guerras (1918 a 1939) y el último es posterior a la Segunda Guerra Mundial hasta la década de 1950.

Los Italianos, en éste primer aporte, muchos de ellos, provenientes de zonas productoras de su país, se dedicaron a la plantación de cepajes europeos y junto con los Españoles, irán transformando la geografía y generando el paisaje tradicional agrícola departamental actual.

En la mayoría de los casos, éstos esforzados pioneros comenzaron como contratistas. Vinieron como decían nuestros Abuelos “…a hacer la América…” pero hicieron la etapa refundacional del desarrollo actual del Departamento.

En el primer cuarto del siglo, comenzaron a comprar fincas, trabajando duro y ahorrando centavo a centavo. De su esfuerzo y sacrificio hoy Tupungato debe parte importante de su riqueza, tanto material como el legado cultural, que da colorido a ésta historia y a quienes se les rinde homenaje, sin olvidar a los Hombres de ésta tierra, los queridos “Criollos”, con quienes codo a acodo y surco a surco, hilera a hilera, vencieron al desierto.

Hoy en día un número importante de los descendientes, siguen los pasos de sus antepasados, en los que es dado en llamarse las “Empresas de Familia”, los que comparten con los emprendimientos de fines del siglo XX y lo que va del actual.

Toponimia

Temongacu: lengua Huarpe que significa “observatorio de cóndores”, “Mirador de las estrellas”.

Putun-cátu: lengua aborigen, “La punta del techo”, “altura que llega al cielo”.

Alla-all-potu: de la lengua aborigen significa “Cerro donde nace el río de oro”.

El departamento de Tupungato se encuentra ubicado entre los 33º, 02′ y 33º, 32′ de latitud sur, y entre los 69º, 08′ de longitud oeste, sobre el pedemonte de la Cordillera de Los Andes, constituyendo un inmenso valle con pendientes de oeste a este y formando parte de una gran región conocida como: Valle de Uco.

Por la ubicación geográfica se ubica dentro de la zona árida Argentina, caracterizada por escasas lluvias, las temperaturas son templadas en los valles, inviernos rigurosos, primaveras agradables, veranos cálidos de día y frescos en la noche y otoños de oro encantados, los vientos son muy frecuentes y moderados.-

Superficie

El departamento de Tupungato se ubica en la provincia de Mendoza, República Argentina, con una superficie de 2.485 Km2.-

Clima General

En las zonas más bajas del departamento las temperaturas medias son moderadas, con un promedio de 20º, en cambio, en la zona cordillerana, reina el clima frío de montaña donde son frecuentes las precipitaciones de tipo nival, y las temperaturas bajo cero.

Clima de las montañas

Las temperaturas que imperan en esta zona son muy bajas, pueden oscilar entre los

-20º y- 30º y bajo cero en la parte alta de las cumbres, en épocas invernales.

Clima de la ciudad

La característica de este tipo de clima es en general seco, con veranos intensos y en cuyas noches se observa un descenso de la temperatura, convirtiéndolas en frescas.

La temperatura media en verano oscila los 20º y en invierno los 6º.

Puntos Extremos y Límites:

Noroeste: el Cº Penitentes a 5.870 mts. de altura,

Noreste: el Dique El Carrizal,

Sudoeste: el Cº Tupungato ( 6.800 mts. de altura),

Sudeste: la intersección de los ríos Tunuyán y Aº Guiñazú.

Oeste-Norte: Luján,

Este: Rivadavia y Luján

Sur: Tunuyán.

La ciudad de Tupungato se encuentra a 1.050 mts. de altura sobre el nivel del mar.

Relieve general

Las unidades estructurales que caracterizan el departamento son por el oeste el pedemonte, cordillera frontal y cordillera principal, y hacia el este la depresión de los huarpes o valle de uco.

La cordillera principal manifestación en su sector central el Cerro Tupungato de 6.800 mts. de altura, hacia el oeste cuenta con importantes ventisqueros, el mayor de los cuales da nacimiento al río Tupungato. La cordillera frontal está representada por el Cordón del Plata, cuyas alturas superan los 6.000 mts., y la mayor se denomina Cº de Plata con 6.100 mts, las cerrilladas pedemontanas se elevan en la planicie a una altura de 1.200 a 2.400 mts. sobre el nivel del mar, en la depresión de los Huarpes existen dos unidades estructurales, el pedemonte y la planicie, sobre esta última se ubica la Ciudad de Tupungato.-

Cordillera Principal o occidental: formada a consecuencia de diversos ciclos tectónicos, que abarca desde el precámbrico, pasando por la era paleozoica, para finalizar en el plegamiento andino, de la era cenozoica terciaria y principio de la cuaternaria, formada por diferentes unidades, se destacan dos divisiones: cordillera principal y cordillera frontal.

Cordillera principal: presenta una porción de forma triangular a partir de la cumbre del cerro Tupungato, una de las cumbres más alta de la cordillera Argentina; constituye uno de los divisores de agua, este cerro posee la cumbre cubierta en su totalidad con nieve y glaciares que descuelgan hacia el este, originando así la zona del ventisquero y posteriores ríos Tunuyan y Tupungato.

Cordillera frontal: Una estructura relativamente antigua, que se forma a partir de la cordillera principal, producto del empuje mediante el izamiento de la cordillera principal de la provincia, en nuestro departamento la cordillera frontal esta representado por el Cordón del Plata, desde él emerge cumbres con los nombres de cerro Penitente, Nevado, la mayor altura cº el plata, como contrafuerte de éste se encuentran las cuchillas de los manantiales y cuchilla de las minas, entre éstas encontramos las quebradas del arroyo Negro, más hacia el oeste, Guevara, río de la Carrera y ancha y de las Ovejas.

Cordillera pedemontana: Se eleva en la planicie a una altura que oscila entre los 1200 y 2400 metros s/n/m. encontramos aquí lomas orientadas de noroeste a sudeste y una sucesión de cerros de baja altura.

Pedemonte: producto de la fusión de varios conos de eyección con una inclinación de oeste a este.

Depresión de los huarpes: ocupa el sector oriental del territorio departamental, menos la zona norte y noroeste ocupada por las cerrilladas pedemontanas. Se extiende desde la Cordillera del Plata al norte, hasta alcanzar el curso del río Tunuyán; en la depresión se distingue la:

Planicie: resultado de la acumulación de limos fluviales y lacustre, presenta una inclinación de oeste a este de un 3%. Una red hidrográfica convergente, unido a un clima favorable y un suelo fértil, permite una agricultura intensiva. (denominada GLACIS a la zona cultivable).

Hidrografía

El río más importante del departamento es el río de las Tunas, que nace en las estribaciones del cerro Negro y luego recibe al arroyo Yesera y otros aportes menores, en la zona de confluencia se acopla al río Santa Clara que esta formado por los arroyos Cortadera y los de las quebradas Norte, del Medio y del Azufre, desde tres quebradas con rumbo sudeste 20 km. se halla confluencia desde aquí 10 km. en adelante se localiza el dique derivador Río de las Tunas que mediante una red de canales que se utiliza para distribuir el agua, se irriga gran parte del departamento, con un caudal aproximado es de 8 metros cúbicos / segundo.

Del pedemonte y del Cordón del Plata, bajan cursos de agua permanente como los arroyos, Guevara, Alto Verde, Chupasangral, Morteros, El Molino, Las Carreras, Negro, Miranda, La Loma, El Arenal, La Arrinconada, Agua de Jarillas, Las Cuevas, estos desaguan algunos al Guajardino y otros al Anchayuyo, que forman el arroyo La Estacada.

Densidad de población y número de habitantes:

Existe una población de más de 35.000 personas y una densidad de 14 hab. por Km2, con un crecimiento demográfico de un 34% en los últimos diez años.

Flora

En el sector de la depresión de los Huarpes, se desarrolla la formación de jarilla, estepa arbustiva en la que predomina larrea divaricata, cunneifolial y divaricata (jarilla), presopis flexuosa

(Algarrobo dulce) en forma arbustiva, y Gochnatí glutinosa (jarilla), la cual aparece en zonas por encima de los 800 mts. sobre el nivel del mar, estos jarillales se extienden desde los 1.300 a 1.400 m/s/m, siendo sustituidos a mayores alturas por comunidades montañosas.

En el pedemonte añoso de la sierras, se desarrolla un denso jarillal, al cual se han incorporado Motea aphilla (ala de loro), Conchnatta glutinosa ( jarillilla), etc., y el extracto herbáceo está representado por Acantholippia seriphiodes (tomillo) y Echinocactus catamarcencis (quisco). Debido a que estos jarillales son muy pastoreados por las cabras, el suelo removido y endurecido es ocupado por Lycium tenuispinosum ( piquillín de víbora) y Opuntia aoracantha (quisco), finalmente, en zonas de rellenos pluviales, se destaca la comunidad compuesta por Larrea cuneifolial (jarilla), Bulnesia retamo (retamo) y Geoffrea decorticans (chañar). Las gramíneas son escasas y sólo aparecen en formas aisladas de los géneros Bouteloua y Tridens, el pastizal presente en la cordillera y en el pedemonte es representado por comunidades del género estepa, con una cobertura entre los 20 y 23 % de unos 20 a 40 cm. de altura, entre los 1.900 y 2.500 mts. sobre el nivel del mar, sometidos a la acción de la nieve pero sin evidencias destructivas del viento y con precipitaciones anuales de 300-350 mm.-

Fauna

En este medio, la fauna esta conformada por zorro culpeo, pericotes, zorros, gato montés, chinchilla de montaña y pumas, se encuentran en franca extinción, guanaco y cóndores son las géneros mas representativas de la alta montaña.

las aves como perdiz de la sierra, pato de la sierra, halcón, palomita de la sierra, tero, picaflor cordillerano y caminera negra, son las especies más comunes, los mamíferos son numerosos, ratón del palo, comadrejas, pichi llorón, pichi ciego, peludo, por la caza furtiva, entre los roedores, conejos del cerco y cuis o cuis; se conocen tres especies de tunduques, las aves más comunes son las perdices, avutardas, piuquenes y patos de los cuales hay varias especies; también están las aves de rapiña como el jote, gavilán y halconcito gris; no son extrañas la polla de agua, paloma turca, gallineta tórtola y loro barraquero, búhos, dormilones, pechos colorados, pititorras, etc, además algunos ofidios de los cuales podemos destacar la víbora falsa coral, de la cruz y la yarara ñata; dentro de los invertebrados es comunes la chinche de agua, el cangrejo de río, escorpiones, arañas pollitos, también hay mariposas ,tábanos y mosquitos.

El espacio agrícola

Una de las fuentes potenciadas que más esta en vía de desarrollo es el Agroturismo, teniendo en cuenta la vocación principal de la gente y las características tan atractivas del espacio agrícola;

Los viñedos merecen aquí, una consideración especial ya que forma parte de las regiones ecológicas más importantes en variedades finas, se destacan las variedades Chardonnay: base de vinos espumantes, Merlot: para vinos fuertes, Malbec y Semillón: con los que se elaboran vinos frescos de buen cuerpo, conviven también las variedades Barbera, Bonarda, Torrontés y Pedro Ximenez, entre otras.

El marco ideal lo aportan el suelo y el clima, que permite elaborar vinos de excelente calidad premiados en certámenes internacionales.

Los frutos son también moneda fuerte, junto a una calificada horticultura, prueba de ello es el lugar que ocupan las distintas producciones como el ajo para exportaciones, también papas, tomates y cebollas, matizan con extensas plantaciones de nueces, manzanos, perales, ciruelos, cerezos, membrillos y almendros. Todo ello da origen a una actividad industrial basada en las conservas, dulces y frutas de estación, de los cuales algunos establecimientos pueden ser visitados por el turista.

Una rica tradición ganadera de bovinos se continúa por generaciones, fomentada en estancias con pasturas naturales situadas en el pedemonte. Tupungato también posee una poderosa reserva petrolera, con explotaciones actuales o precursoras comenzadas por los años 40, con el tiempo, sus pozos lograron récord en la producción nacional por su gran volumen. Hoy estas zonas continúan siendo señeras en explotación.-